El mercado de los videojuegos se encoje, ¿o no?

Desde hace al menos dos generaciones de consolas distintos analistas de la industria de los videojuegos han comentado que la generación actual de su momento era la última y en cada ocasión se han equivocado, incluso el presidente de Sony, Shuhei Yoshida, hizo alusión a esto en una entrevista a finales de septiembre donde incluso se burló un poco de Michael Pachter que es uno de los que principalmente dice esto. Pero ¿qué tan real es la posibilidad de que las consolas estén llegando a su fin? 


Y para ver qué tan cierto puede ser tenemos esta primera gráfica, aunque sólo abarque cifras de Estados Unidos es una buena medida para ver lo que pasa en el resto del mundo, ya que este país es a pesar de todo donde las ganancias generadas son más estables. Aquí los datos que se contemplan no involucran la salida de Xbox One y PlayStation 4, pero son muy claros, año con año el dinero generado tanto por consolas como por juegos ha disminuido, en cuanto a las consolas esto es evidente debido a que en primera el PS3, Wii y Xbox 360 estaban a la mitad de su ciclo de vida, cuando estaban en el boom de su popularidad y los precios, a pesar de no ser los de salida, contribuían a estos ingresos. Ya para 2013, al final de la vida de PS3 y Xbox 360, y con el Wii U acabado de salir y no siendo muy popular, con precios e interés reducido es evidente que el dinero generado por las consolas iba a ser poco, a estas alturas ya es muy poca la gente que compra las consolas, que además ya tienen precios sumamente reducidos. En cuanto a videojuegos podríamos dar la misma explicación hacia el final, sin embargo en este aspecto tenemos que tomar en consideración que muchas veces las empresas sacan sus mejores exclusivas al final de la vida de sus consolas y esto no se refleja.


Esta gráfica con un año más de consideración nos muestra que en realidad la situación no mejoró un año después, todas las consolas fueron reduciendo la cantidad de consolas vendidas, pero también sirve para ilustrar el punto anterior, aunque entre 2012 y 2013 sólo hubo una diferencias de alrededor de 10 millones de consolas vendidas menos los ingresos de 2013 son mucho menores. Para 2014 el único que a pesar de todo aumentó sus ventas fue Xbox, y esto a pesar de que PS4 se vendía como pan caliente.


A pesar de que la cantidad y el ingreso generado por ediciones físicas disminuye año con año vemos que el consumo digital aumenta de igual forma, y que 2010 fue un año excelente para las ganancias de la industria. Esta gráfica me parece muy interesante, debido a que vemos que aunque la cantidad de unidades vendidas disminuye en 35% entre 2009 y 2012, el dinero gastado disminuye sólo 9% y todo gracias a las ventas digitales, pero hay que hacer énfasis en el asterisco, ya que se incluyen apps, juegos en redes sociales y juegos usados. Este es otro aspecto que afecta de gran manera a la industria de juegos en consola, la industria móvil, que año con año aumentan en popularidad. Esto no es difícil de explicar, un juego de consola llega a costar hasta US$60 o más en su estreno, mientras que las tiendas de app y redes sociales encuentras juegos gratuitos que te permiten tener la experiencia completa sin gastar un centavo, con atractivas compras pequeñas que enganchan al jugador y a veces estos jugadores terminan gastando más de US$60, pero como son pequeñas y no tan frecuentes a veces ni se dan cuenta, y hay otros jugadores que no les importa, con tal de obtener cierto item, personaje, etc., pagan lo que se requiera, aunque la experiencia de la app o del juego de red social sea inferior a lo que podrían jugar en una consola.


Pero concentrándonos en un mercado específico vemos que en realidad el problema no está generalizado en todo el mundo, en los Estados Unidos las ventas de la industria, dadas en miles de millones de dolares, no se han reducido tanto, de nuevo vemos que 2010 fue un año hermoso, que en los dos siguientes años se redujeron ganancias, pero que en 2013 y 2014 se incrementaron las ganancias de esos años y se han mantenido estables. También podemos ver que la tendencia es a crecer, incluso 2012, el "peor" año reciente, tiene casi el triple de ganancias que en 2000. 


En esta gráfica tenemos el complemento de la primera y segundas gráficas, la primera que contemplaba cantidades hasta Julio de 2013 y la segunda hasta marzo de 2014. A finales de 2013 fue cuando salieron el PS4 y el Xbox One con ventas arrasadoras, vendiéndose a un ritmo mucho más acelerado que sus predecesores, y es evidente que la industria, a nivel mundial se está recuperando en estos primeros años de vida de las consolas más actuales, pasando de 37.4 mil millones de dolares de ganancia a 55.05 mil millones de dolares de ganancia estimada para 2015, que con debuts tan fuertes como el de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, y faltando aún Halo 5: Guardians y Fallout 4 , además del Black Friday en Estados Unidos y la época navideña a nivel mundual sería sorprendente que no se alcanzara o superara esta cifra.


Finalmente tenemos esta gráfica que demuestra por qué Shuhei Yoshida tiene cierto derecho a burlarse de las predicciones de Pachter. Las consolas están ganando de nuevo terreno y las ventas de consolas, obviamente están aumentando, y eso que nos encontramos en el segundo año y aún no salen muchos de los juegos importantes para las tres consolas que, a excepción del Wii U, se venden a un ritmo más acelerado que sus antecesores. 

Ahora, algo que es destacable de mencionar es el crecimiento del mercado móvil, Japón es un territorio donde esto es evidente y que ha impactado mucho a las consolas tanto portátiles como caseras, y es por ello que diversos desarrolladores japoneses comienzan a enfocar esfuerzos ahí, como Capcom, Konami y Nintendo. Sin embargo, considerando lo que hemos visto, la industria móvil no será el fin de la industria de consolas, considero más riesgo a las PC's, que gracias a plataformas como Steam han quitado terreno a las consolas, al manejar mucho mejores precios y mayor potencia de hardware, claro, para quien tiene los conocimientos, el dinero y la habilidad para ello, por eso mucha gente prefiere quedarse con la opción "plug & play" que son las consolas.

Al final podemos decir que los videojuegos son un mercado que crece y crece y aún en sus años difíciles se ha mantenido estable. Así que aunque realmente nada es seguro, la industria es saludable.

Sigan leyendo...
0