Los hombres y los dolores de parto

Una de las afirmaciones más machistas que puede haber es la de "las mujeres son unas delicadas, no aguantan el dolor". Sí, puede que a veces las mujeres por un golpe "mínimo" se pongan a llorar o se quejen como si hubiera sido un golpe mayor, pero los hombres si bien no hacemos eso es también por la educación social que se nos da: "los hombres no lloran", y a veces hacerse el macho y rudo y aguantarse el dolor es lo más común del mundo. 


Pero, a lo que más apelan las mujeres es el decir que los hombres no aguantarían el dolor del parto. Siempre que pienso en esta afirmación recuerdo la película de "Mira quién habla", Mollie le dice a James "intenta pasar algo del tamaño de una sandía por un orificio del tamaño de un limón" y ahí es cuando todo se pone en perspectiva y es algo bastante perturbador. No, los hombres nunca podremos sentir algo así, pero a alguien se le ocurrió inventar una máquina que da descargas eléctricas en el abdomen de un "macho" y hacerle sentir "el dolor del parto", que más bien lo que hace es provocar contracciones y que la víctima, digo, voluntario, sufra. A continuación les dejo dos videos, uno me parece es gringo y el otro holandés, como sea con los dos van a reír, personalmente reí mucho, disfruten:



- "Eso debe haber sido por lo menos un 7"
- "Fue un 4"

El hecho es que los hombres nunca podremos sentir un dolor parecido a que tu cadera se abra, tus músculos se desgarren y todo lo demás, y las mujeres merecen todo el respeto del mundo por eso.

Sigan leyendo...
0