Xbox One le dice adiós a las restricciones

Mayo y  Junio han sido clave para el futuro de Microsoft en el mundo de los videojuegos. En Mayo el anuncio del Xbox One emocionó a muchos pero confundió a muchos más y decepcionó a demasiados. Todo lo que se dijo en ese esperado anuncio dio a entrever una consola hecha solamente para Estados Unidos, elitista, cara y confusa. Para empezar prácticamente no se habló de juegos, sino de cómo podías ver la tele con tu Xbox One, y muchas cosas no relacionadas con los videojuegos. Y cuando posteriormente se habló de juegos todo fue horrible: autenticación cada 24 horas en tu consola por internet, adiós a los juegos prestados, códigos de uso único por cada copia de un juego para poderlo jugar, instalación forzosa de cada juego por medio de dicho código, etc., es decir muy amistosos con los desarrolladores y muy, muy restrictivos con los jugadores. Tan mal le fue a Microsoft que Amazon UK reportó un aumento de 385% en las ventas del Wii U posterior al anuncio del One.


Durante Mayo y Junio, en los días posteriores a este anuncio Microsoft intentó aclarar algunos aspectos y mientras algunos que se habían malentendido resultaron positivos (compartir juegos gracias a Xbox Live Gold con 10 amigos es un ejemplo), otros terminaron alejando más a la gente (los de la autenticación y la conexión prácticamente permanente a internet entre otros). Respuestas malas por parte de Microsoft, un arrasador anuncio del PlayStation 4 (que además era prácticamente el contraste en cuando a las restricciones), el recuerdo del fatídico anuncio de Mayo y el precio final de $500 US terminaron convenciendo a la gente de inclinarse por el PS4 o el Wii U. Microsoft se amarró la soga al cuello y los memes que surgieron durante el E3 lo dejaron mas que claro.







Es por esta respuesta tan negativa que tuvo la gente, que hoy Microsoft anuncia que algunos de los beneficios anunciados, como compartir juegos con hasta 10 amigos por Xbox Live y compartir ciertos beneficios de Gold con tu familia desaparecen, pero en cambio se acabarán las restricciones de autenticación cada 24 horas, de cambio, prestamo y venta de videojuegos, los códigos de un solo uso y la conexión prácticamente permanente a internet, aunque se deberá instalar una actualización en cuanto lo compres para que te deje hacer todo esto. Dicen que es de sabios arrepentirse, pero esto no es de sabios, es simple y sencillamente que Microsoft entendió que el One iba a ser comprado por fans de Halo solamente e incluso ellos tal vez estuvieran dudando; es la respuesta a cosas como la vista en su página de Facebook:




Nadie quería al Xbox One debido a sus varias restricciones que superaban a los beneficios. Ahora el One tiene el mismo "modelo" de cualquier consola: sin restricciones, pero ¿será esto suficiente como para levantar las ventas del One cuando al ponerlo al parejo de PS4 la consola de Sony tiene prácticamente el mismo poder (e inclusive un poco más) y los mismos juegos (obviamente con sus respectivas exclusivas) pero $100 US más barato? Microsoft debe traer rápidamente sus exclusivas que realmente lo sacan adelante como Halo o Gears of War, por que ni Ryse ni Forza Motosport 5 tienen la fuerza necesaria para atraer al consumidor. Al final de año veremos qué tan bien resulta el hecho de que Microsoft se haya arrepentido y si es suficiente para competir o tendrá un destino parecido al Wii U, sin muchas ventas hasta que venga Master Chief a salvar a Cortana y las ventas del Xbox One.

Sigan leyendo...
0